23 | 05 | 2012
La actividad económica se desacelera en Bahía Blanca
La situación económica general presenta un importante deterioro en el transcurso de los últimos meses.
Comentarios
Imprimir
Recomendar
Tamaño texto


La situación económica general presenta un importante deterioro en el transcurso de los últimos meses. El propósito del siguiente análisis consiste en evaluar su impacto sobre la economía de Bahía Blanca a partir de la evidencia suministrada por un conjunto amplio de indicadores.
Antes de describir la evolución de diversos indicadores, cabe repasar los principales factores tanto generales como locales que estarían afectando la marcha de la actividad económica en la ciudad, entre los que se destacan:

(1) el impacto de la sequía sobre los ingresos del sector agropecuario regional,

(2) la inviabilidad de la producción de trigo en la región debido a la política de regulación de la comercialización,

(3) el aumento de la presión tributaria, en particular, a nivel provincial sobre el sector agropecuario,

(4) la posibilidad de un freno en el crecimiento del salario real y del empleo debido al debilitamiento general de la actividad económica,

(5) la desaceleración del ritmo de operaciones del mercado inmobiliario (con el agravante de las restricciones para operar con divisas), pero que todavía no se ve plenamente reflejado en la construcción,

(6) la desaceleración en el crecimiento del crédito bancario por una retracción tanto de la demanda como de la oferta,

(7) los problemas de abastecimiento en el sector comercial generado por el freno a las importaciones y la dificultad para definir la política de precios en un contexto de aumento de costos y desaceleración de las ventas,

(8) el freno de la obra pública y un menor ritmo de transferencias tanto del gobierno nacional como provincial por la tendencia a una situación financiera cada vez más deficitaria,

(9) la postergación del impacto sobre el ingreso de los consumidores locales del aumento de tarifas energéticas y transporte,

(10) el resurgimiento de expectativas de aceleración de la inflación generadas por el despegue de la cotización del dólar informal,

(11) el deterioro del clima de inversión debido al aumento de la incertidumbre y la perspectiva de una fuerte desaceleración de la actividad económica,

(12) el mayor nivel de incertidumbre que afecta a las empresas del complejo petroquímico debido a la falta de definiciones sobre el curso de la política energética (ajuste de tarifas, provisión de gas y estatización del paquetemayoritario de YPF),

(13) el avance de grandes proyectos en curso de ejecución y la puesta en marcha de otros grandes emprendimientos anunciados en zona portuaria. En líneas generales, transcurrido el primer cuatrimestre del año, se observa una desaceleración y desmejora de las condiciones generales de las empresas locales, sin que esto signifique por el momento una retracción de la demanda, sino una importante
moderación en la tasa de crecimiento.

- La situación general de las empresas muestra una evolución negativa en los últimos meses.

- La superficie construida se mantiene en aumento pero disminuye el número deproyectos.

- En el mercado inmobiliario, disminuye el nivel de operaciones de compraventa de inmuebles.

- Se observa una importante reducción en el ritmo de ventas del sector automotor y un freno en el crecimiento de los préstamos bancarios.

- El nivel de empleo presentaría una tendencia al alza entre el cuarto trimestre del 2011 y primero del 2012, pero los niveles actuales son levemente superiores a los de un año atrás.

- El salario real se mantiene estable pero se ve amenazado por el alto nivel de inflación en lo que va del año y por la dificultad de las empresas para sostener aumentos de salarios al ritmo del incremento de los precios.

- La inflación se aceleró en abril y preocupa el impacto sobre los precios que pudiera generar el brusco ascenso de la cotización del tipo de cambio informal durante el mes de mayo.

- El aporte del sector agropecuario regional presentaría una merma importante por efecto de la sequía, en parte compensada por el aumento de la producción ganadera. La situación afecta a la cadena comercial de la actividad y también se trasladaría a losniveles de demanda de bienes de inmuebles y automotores.

Síntesis del informe publicado en INDICADORES DE ACTIVIDAD ECONÓMICA Nº122
Acceso al informe completo


Envíe su comentario:

SUSCRIBIRSE