20 | 08 | 2015
Mercado de trabajo local registró una mejora
La evidencia sugiere una mejor situación del empleo local en lo que va del año. El aumento del desempleo se explica por el aumento de la tasa de actividad, es decir, una mayor oferta de empleo en un contexto de demanda estable. Resultados concuerdan con la descripción de repunte del nivel de actividad y empleo en Bahía Blanca durante el primer semestre del año en curso
Comentarios
Imprimir
Recomendar
Tamaño texto

El INDEC acaba de difundir los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares. La tabla siguiente describe los resultados obtenidos a nivel del total de aglomerados urbanos del país junto con los correspondientes a Bahía Blanca y General Cerri.

Una primera lectura arroja un alza de la desocupación entre el 1º y 2º trimestre del año, llevando a niveles de desempleo superiores al del total del país. Estas observaciones parecieran indicar un deterioro en los indicadores del mercado laboral.

Este diagnóstico cambia si se contemplan otros registros que forman parte del reporte difundido por el INDEC. En pocas palabras, la evidencia sugiere una mejor situación del empleo local en lo que va del año. Cabe señalar que este resultado concuerda con un reciente informe de CREEBBA en el que se destacaron señales de recuperación en la actividad económica de Bahía Blanca durante la primera mitad del año en curso¹.

¹Ver editorial IAE 141, julio 2015

 

A continuación se describe aspectos a tener en cuenta para arriba a este diagnóstico positivo:

  1. El aumento de la tasa de desocupación entre el 1º y 2º trimestre se explica casi en su totalidad por una mayor participación de la población en el mercado de trabajo, dado que como se puede apreciar en la tabla anterior prácticamente no hubo cambios en el nivel de empleo. Esta tasa de participación se ve reflejada en la tasa de actividad, que mide el porcentaje de población total con empleo o que, sin tenerlo, lo busca en forma activa. Para un cierto número de empleos, a medida que aumenta la oferta – más personas buscan trabajo -, mayor será el número de personas que no logran acceder al mismo y por lo tanto, pasarían a encontrarse desocupadas.

  2. El desempleo fluctúa por razones estacionales. Por ello resulta aconsejable comparar las tasas con respecto al mismo trimestre de años anteriores. Esta comparación intenta neutralizar el impacto de este tipo de factores ligados con la época del año. Esta comparación arroja una disminución significativa del desempleo (del 9.7% en 2014 al 7.3% en 2015), pese a la leve suba de la tasa de actividad. Desde esta perspectiva, no cabe duda que el cuadro ocupacional de los últimos meses ha mejorado con respecto al mismo período del año anterior.

  3. Durante el primer semestre del año no hubo cambios significativos en el nivel de ocupación. La tasa de empleo local se ubica por encima de los niveles correspondientes a la Región Pampeana y del total correspondiente al país. Por otra parte, este indicador también se ubica por encima del nivel registrado el mismo período del año anterior. Es decir, la ocupación local se estabilizó en niveles elevados con relación al resto del país y en un escalón más alto con respecto a los registros del 2014.

  4. 4. El mayor nivel de desempleo local con respecto a otros aglomerados se explica nuevamente por diferencias en la oferta de trabajo. Entre abril y julio pasados, Bahía Blanca se ubicó entre las regiones del país con más elevadas tasas de actividad. Si la tasa de actividad local hubiera sido la misma que la del total de aglomerados urbanos (44.5% en vez de 46.9%), la tasa de desempleo local sería menor en casi 5 puntos porcentuales. Cabe agregar que si se computa el desempleo para todas las regiones empleando la tasa de actividad total del país, sobre un total de 31 regiones, Bahía Blanca pasaría del 6º al 28º puesto en el ranking nacional de desempleo.

En resumen, la situación del empleo muestra una leve mejora en el transcurso del año con respecto al año anterior. El mayor desempleo se explica íntegramente por una mayor participación de personas en el mercado laboral. Esta última tendencia contrasta con los datos del resto del país. Por el lado del empleo, la situación es estable en niveles mayores a los del año anterior. Por último cabe señalar que estas mejoras son coyunturales, tomando como referencia el año anterior caracterizado por un bajo nivel de actividad y evolución negativa en la mayoría de indicadores económicos. Por otra parte, la continuidad de la situación observada en el nivel de empleo se ve amenazada en los próximos meses por el creciente nivel de incertidumbre en torno a la estabilidad cambiaria y el escenario económico postelectoral.


Envíe su comentario:

SUSCRIBIRSE