19 | 11 | 2012
FUERTE CONTRACCIÓN DE LA INVERSIÓN PRIVADA
El estancamiento de la inversión compromete la posibilidad de sostener el ritmo de crecimiento del empleo, la productividad y salarios
Comentarios
Imprimir
Recomendar
Tamaño texto

La inversión en equipos durables de producción se conforma por maquinarias y equipos de transporte. En ambos casos, se puede diferenciar las compras de equipamientos en el exterior (importaciones de bienes de capital) de las realizadas a proveedores nacionales. Un año atrás – tercer trimestre -, su participación sobre el PBI medido en términos corrientes, alcanzaba un máximo histórico de 11%. A partir de este punto, esta relación descendió al 7%. De mantenerse en estos niveles durante la segunda mitad del año, la relación entre inversiones y PBI se ubicaría en niveles similares a la recesión del 2009, con la salvedad que en aquel año el producto bruto cayó en tanto que para este año se espera un crecimiento leve de la economía.

De la inversión total en equipos durables de producción, más del 50% corresponde a importaciones de maquinarias y equipos de transporte. De acuerdo a los informes de intercambio comercial elaborados por INDEC, durante el tercer trimestre del año se observó un importante aumento de importaciones de bienes de capital (+42% con respecto al segundo trimestre) y de partes y accesorios de equipos (+22%). Pese a la flexibilización de controles, el año terminaría con una variación negativa en la compra de equipos y sus componentes destinados a la producción.

Poco menos de la mitad de la inversión en equipos de producción representa productos fabricados en el país. El nivel de producción en estos sectores presentó fuertes bajas interanuales hasta promediar el año. Algunos indicadores parciales destacan que en los meses siguientes el cuadro de situación no se habría modificado en forma sustancial.

Además de la inversión en equipos de producción, el otro componente de la inversión bruta interna es la construcción privada. El indicador sintético de la construcción elaborado por el INDEC refleja una contracción importante de la actividad en el transcurso del año aunque con algún signo de recuperación a partir de setiembre, con una mejora en términos desestacionalizados, del 4,8% con respecto a agosto. Otros indicadores tienden a ratificar este cuadro. En septiembre se observa un aumento de la producción de asfalto (+16%) y cemento (+8%) con respecto a agosto, aunque estas mejoras resultan insuficientes para revertir un balance anual negativo en ambos casos.

Para 2012, cabe esperar una variación negativa para la inversión bruta interna fija, particularmente por la fuerte caída en el primer semestre impulsada por las trabas a las importaciones a bienes de capital y por el freno a la construcción, y que no alcanzarían a ser contrarrestados por la flexibilización de controles y algunas señales de normalización de la actividad productiva a partir del tercer trimestre. En cuanto a las proyecciones para 2013, persisten dudas sobre la recuperación de la inversión privada, dado que la mejora en el contexto internacional se ve cada vez más eclipsada por la incertidumbre en el plano interno.

Anticipo informe Indicadores de Actividad Económica IAE 125

Envíe su comentario:

SUSCRIBIRSE