CREEBBA - Indicador de Actividad Económica - IAE Nro. 82

Indicadores de Actividad Económica (IAE) Nº 82
septiembre 2005


 

 

Nota Editorial

 


Acciones para desarrollar cadenas de valor en la región

En anteriores oportunidades se destacó la importancia de desarrollar cadenas de valor en la región para impulsar el crecimiento económico. El potencial de desarrollo de nuevas actividades a partir de las ya existentes es importante. Para el caso de la región Sudoeste de la Provincia de Buenos Aries, se resume en la generación de nuevas actividades y el afianzamiento de las ya existentes en torno a la cadena agroindustrial y la industria petroquímica.

Por el lado del sector agroindustrial, el perfil exportador revela la existencia de un amplio conjunto de actividades que representan un movimiento económico significativo y con posibilidades de crecimiento. Además de la producción de cereales y terneros; se destaca la producción de otros productos primarios como la cebolla y la miel; y otros con algún grado de industrialización de materias primas regionales, como harina, malta, aceites de girasol y soja, y carne vacuna. A grandes trazos, estas producciones y encadenamientos, caracterización la cadena agroindustrial regional. Por el lado de los productos petroquímicos, las principales oportunidades se pueden asociar a la transformación de materias primas producidas, servicios especializados de mantenimiento o provisión de insumos específicos para las plantas y fraccionamiento de materias primas a granel.

Cadena agroindustrial

Uno de los problemas centrales que traba el desarrollo agroindustrial reside en la comercialización de la producción primaria. En varios productos, las ventas se limitan a operaciones de contado o con escasa financiación. Existen dificultades en el acceso a información confiable sobre los precios y por lo tanto, son escasas las referencias sobre las condiciones vigentes en el mercado que contribuyan a decidir la conveniencia de una compra y/o una venta.

Además del riesgo de fluctuaciones inesperadas de los precios, se presenta el riesgo por incumplimiento de los compromisos asumidos en transacciones comerciales. La escasa concurrencia de compradores de la producción, la falta de información sobre antecedentes comerciales de posibles compradores y vendedores, la ausencia de vínculos contractuales y de esquemas de coberturas de riesgos; sumados a la percepción general de inseguridad jurídica, son todos factores que contribuyen a acrecentar una mayor percepción de riesgo de incumplimiento y restan dinámica al mercado y limitan su crecimiento. No todos estos factores son irremediables, existen oportunidades de desarrollar acciones tendientes a una mayor concurrencia de operadores, transparencia de la información y de coberturas antes riesgos que por su naturaleza, se pueden eludir o transferir.

Los nuevos emprendimientos en actividades no tradicionales relacionadas con el sector agropecuario, presentan escasas opciones de venta de su producción1. En productos tales como la miel, conejos, cebolla, caracoles; la producción se vende a un grupo reducido de exportadores locales. Los productores se encuentran en una situación débil para negociar, y por lo tanto representa un factor de riesgo que diluye sensiblemente el atractivo de potenciales negocios. Estos cuellos de botella en la comercialización, se pueden ir relajando en la medida que se desarrolle el mercado de estas producciones con la participación de un número cada vez mayor de operadores, asistidos por información que les permitiría agilizar sus decisiones de inversión y operación. Además de más participación, el afianzamiento del mercado significa brindar a todos los participantes un marco de seguridad jurídica que permita sumar previsibilidad, confianza y por lo tanto, ampliar los horizontes de planificación de las empresas en la región.

La incorporación de nuevos eslabones en la cadena comercial de la producción primaria regional encuentra otras dificultades. Avanzar en la cadena comercial requiere mayores inversiones para añadir valor agregado a la materia prima. La exportación de productos con mayor grado de industrialización es desalentada en los principales mercados mundiales por barreras arancelarias y para-arancelarias. Estas barreras no son insalvables pero representan obstáculos que, desde una perspectiva regional, solo se pueden sortear con altos estándares de calidad y una cuidadosa elaboración de estrategias exportadoras que prioricen la diferenciación de los productos regionales. Estas acciones requieren tiempo y por ello representan objetivos de mediano y largo plazo. La incorporación de protocolos de producción, la certificación de calidad, el desarrollo de innovaciones tecnológicas, la construcción de redes de contactos comerciales en el exterior, el desarrollo de marcas regionales; son acciones que pueden conducir a alcanzar el objetivo de posicionar productos de la región en los principales mercados internacionales con un alto contenido de valor agregado. Si bien son objetivos en el mediano plazo, imponen la necesidad en el presente de identificarlos, asumir su importancia y desarrollar planes de trabajo tendientes a alcanzarlo en algún momento futuro.

Cadena petroquímica

La industria plástica genera insumos claves para una gran variedad de actividades. Los plásticos se encuentran presenten en la mayoría de los procesos industriales. Por esta razón, la posibilidad de generación de nuevas actividades a partir de materias primas plásticas es muy amplia. Trasladado al plano regional, este conjunto de posibilidades se ve restringido por la localización en relación a los principales centros consumidores. Las oportunidades de transformación debieran en principio excluir aquellos productos que por razones de conveniencia de flete, tienden a localizarse en zonas cercanas a los principales centros de consumo; que en el caso de nuestro país, se encuentran concentrados en torno a la Capital Federal. En estos casos, los costos son menores por la conveniencia de transportar materia prima en relación al producto terminado. De cualquier modo, aún contemplando esta restricción, deberían existir productos que podrían propiciar nuevos emprendimientos industriales a nivel regional. Desde una óptica regional, resulta interesante comenzar a identificar estas posibilidades y evaluar factibilidades técnicas, comerciales, económicas, financieras y ambientales de las opciones que luzcan más atractivas. Por el lado de la provisión de bienes y servicios, estudios recientes2 permiten verificar un importante impacto económico a través de la contratación de proveedores en la región. La fuerte expansión de empresas ligadas al Complejo en los últimos años representa un indicio alentador. Estos casos son resultado de una complementación sustentable y que, por lo tanto, contempla los intereses de ambas partes por cuanto el esfuerzo de pymes locales de alcanzar los más altos niveles de productividad y competitividad se ven remuneradas por contratos significativos, estabilidad del vínculo, seguridad contractual y perspectivas de crecimiento.

Comentario final

La suma de acciones tendientes a resolver problemas como los señalados antes, podría traducirse en más inversiones y por lo tanto, comenzar a transitar por la anhelada senda del crecimiento sostenido. Por lo tanto, el desarrollo de instrumentos que mejoren la comercialización de las principales producciones primarias de la región es un objetivo estratégico para el crecimiento regional y puede ser una vía apropiada para pensar en acciones tendientes a desarrollar el potencial de la incipiente cadena agroindustrial regional. Por el lado, del sector petroquímico, se comienza a transitar la etapa de generación de posibles encadenamientos. La corta experiencia de estos primeros años de la expansión de las plantas revela que sumarse a la cadena de valor petroquímica representa un gran desafío para la pymes y profesionales locales, pero una vez alcanzados los requisitos, se presenta una gran oportunidad de crecimiento. La fuerte expansión del conjunto de empresas proveedoras y la calidad de empleos tanto directos como indirectos marca el camino y reafirma la importancia de idear acciones para sumar nuevas oportunidades a partir de multiplicar los vínculos del Complejo con el entorno regional.

 


 

 

Los bonos ambientales como herramienta para el crecimiento sustentable

La degradación del medio ambiente no solamente interesa por su impacto directo sobre la calidad de vida, sino además, desde el punto de vista puramente económico, por el hecho de condicionar el crecimiento en la medida en que se consolida el proceso de agotamiento de los recursos naturales y se reduce la calidad de elementos fundamentales tales como el aire, el agua y la tierra.

La preocupación por el impacto del crecimiento económico sobre el medio ambiente y de las consecuencias de la degradación ambiental sobre el crecimiento se plasmó primeramente en políticas ambientales enfocadas sobre los problemas más evidentes y localizados, como la emisión de líquidos y gases, y basadas en instrumentos de regulación tradicionales. A partir de la década del ochenta el interés se amplió a problemas ambientales menos evidentes y más difundidos globalmente como la destrucción de la capa de ozono y el efecto invernadero, para cuyo tratamiento las herramientas de política ambiental tradicionales resultaban poco efectivas. Como consecuencia, comenzaron a tomar protagonismo los instrumentos de mercado dentro del denominado enfoque económico del problema medioambiental. La característica fundamental de los instrumentos de mercado consiste en modificar el comportamiento ambiental de los agentes mediante el simple juego de los incentivos financieros y del mercado. Entre los principales instrumentos disponibles se encuentran los impuestos ambientales, las ayudas financieras (subvenciones directas, créditos blandos, incentivos fiscales), los sistemas de depósito-devolución, la creación de mercados (derechos de emisión transferibles, intervención de mercados) y los incentivos de comportamiento (tasas de no conformidad, garantías de buen fin, bonos de naturaleza). Las características generales de estas herramientas se presentaron en una edición anterior1 de IAE. En esta oportunidad se analizará en detalle el caso particular de los bonos ambientales, también denominados bonos de naturaleza o “bonos verdes”, que han adquirido especial importancia a partir del protocolo de Kioto orientado al desarrollo del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL).

En la Argentina han sido aprobados varios proyectos en el contexto del MDL, lo que posibilita la financiación de emprendimientos de interés a partir de la comercialización de bonos emitidos de acuerdo al grado de reducción de la contaminación comprometido en cada caso. Resulta de interés conocer algunos de estos proyectos, como antecedentes y modelos de acciones similares que podrían emprenderse en la región, orientadas a reducir el daño medioambiental y financiar obras diversas, como así también la adopción de nuevas tecnologías “limpias”, necesarias para un crecimiento económico sustentable.

En la primera parte de la nota se resumen los principales aspectos del funcionamiento del MDL y los requisitos y pasos a seguir para presentar proyectos calificables como MDL. También se detallan los actores intervinientes en el proceso de presentación y selección y se explican las etapas que conforman las instancias nacional e internacional de selección y aprobación de los proyectos. La segunda parte del informe está dedicada a conocer las principales experiencias de proyectos financiados con bonos ambientales en el país y a plantear áreas de interés para desarrollar proyectos en la región.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Mercado financiero regional

El desarrollo del mercado de capitales constituye un objetivo estratégico para impulsar el crecimiento de las economías regionales. En el caso particular de la región de influencia de la ciudad de Bahía Blanca, el mercado de crédito a empresas se encuentra insuficientemente desarrollado. Existe una importante brecha entre ahorros y préstamos en el circuito bancario, en parte propiciada por la tendencia a la centralización del poder de decisión en entidades de Capital Federal. El desarrollo del mercado de capitales tendería a mejorar la calidad de la inversión y facilitaría la disminución de la tasa de fracaso de nuevos emprendimientos.

El informe se divide en dos partes. El propósito de la primera consiste en realizar una primera descripción del ahorro regional a partir de la información disponible sobre el mercado bancario. Resulta una aproximación válida por cuanto las transacciones bancarias representan una parte importante del mercado de capitales. El objetivo es dimensionar el mercado en término de montos de ahorro y su evolución en los últimos años. La segunda parte describe el mercado de emisiones de deuda de los gobiernos locales.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

La situacion actual de las producciones regionales

En la región del sudoeste bonaerense se llevan a cabo producciones de gran importancia, ya sea por el impacto en las economías locales, por su potencial productivo o exportador, o por las divisas generadas a través de la exportación. El CREEBBA habitualmente estudia estas actividades y expone sus principales indicadores. Algunos casos se han convertido en líneas de investigación para este Centro, como por ejemplo la apicultura, la horticultura y la pesca.

En este estudio se presenta un panorama de la situación actual de estas producciones y de algunas otras de importancia para la región, combinando datos coyunturales con características de la estructura productiva de las mismas. El objetivo principal es conocer la información básica de estas actividades, su potencial de desarrollo y los principales indicadores para entender su realidad.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

Situacion actual y perspectivas del sector agropecuario regional

El presente informe tiene como objetivo principal, ofrecer un panorama actualizado del sector agropecuario regional, brindar la información que permita establecer la participación de la actividad en el contexto tanto provincial como nacional, y a partir del estudio de los datos exhibidos, inferir los factores que se consideren relevantes y las perspectivas para el sector.

La región de estudio abarca los siguientes 10 partidos del sudoeste de la provincia de Buenos Aires: Bahía Blanca, Coronel Rosales, Coronel Dorrego, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Patagones, Puan, Saavedra, Tornquist y Villarino.

Dentro de las características agro-climáticas, el régimen hídrico de la zona analizada es sub-húmedo seco, con precipitaciones anuales que van de los 600 a los 900 mm., decreciendo de este a oeste. La temperatura media anual es de 14º C. La presencia de suelos de textura gruesa, lluvias escasas y mal distribuidas, determinan un perfil productivo caracterizado por una actividad tradicionalmente mixta (agrícola-ganadera), donde la agricultura está representada fundamentalmente por el trigo y por una ganadería de bajos requerimientos como la cría y la recría de hacienda vacuna.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 



SUSCRIBIRSE