CREEBBA - Indicador de Actividad Económica - IAE Nro. 68

Indicadores de Actividad Económica (IAE) Nº 68
mayo 2003

 


 

 

Nota Editorial

Ejes para la definición de una nueva visión local

En la edición anterior de IAE se planteaba la inquietud en torno a la necesidad de volver a reflexionar sobre las transformaciones que la ciudad requiere para retomar la senda del crecimiento y desarrollo sostenible. En un resumido diagnóstico, se presenta una interpretación de los principales problemas locales que condicionan el desarrollo local. Los problemas señalan las necesidades, los objetivos y los planes de acción. Siguiendo esta línea de análisis, el propósito de la nota consiste en explicitar los objetivos y políticas de acción que podrían contribuir a impulsar un despegue duradero de la ciudad y su economía. En definitiva, se intenta ofrecer una contribución a un necesario debate sobre la visión de la ciudad anhelada y las vías para lograrlo.

La originalidad de la propuesta no reside en la idea misma de reflexionar sobre el largo plazo, sino en su ámbito de aplicación. En los últimos tiempos, numerosos organizaciones no gubernamentales han presentados documentos y trabajos de investigación con aportes sobre las reformas requeridas para reconstruir el país. Estas visiones son un buen punto de partida. Muchas de las necesidades y soluciones detectadas se pueden transportar al plano local. Parte de los comentarios siguientes se inspiran en algunos de estos trabajos. Las ideas se ordenan en relación a las siguientes áreas: Sistema de Gobierno, Organización y Crecimiento Económico, Desarrollo Social. En esta oportunidad, las consideraciones siguientes estarán referidas al primero de los campos de acción; proponiendo un perfil ideal o visión de gobierno

 

Representatividad

Una de las principales reformas para comenzar a refundar las bases institucionales del país consiste en dotar de mayor transparencia y competitividad a los mecanismos de elección de los representantes políticos de cualquier jurisdicción de gobierno. Mientras subsistan las fallas actuales, los gobiernos pueden ser legales pero adolecerían de falta de legitimidad en la medida que los candidatos carezcan de suficiente representatividad de los electores. Esta deficiencia tiene importantes implicancias prácticas en la acción de gobierno por cuanto limita la cuota de poder del gobernante; restricciones que éste podrá desconocer pero al costo de generar múltiples conflictos en el transcurso de su gestión. Por este motivo, resultaría saludable para el interés general local una mayor competencia política, enmarcada en reglas claras y transparentes. La opinión pública y las instituciones del Sector Privado deberían velar por evitar el uso de políticas asistenciales y de obras públicas como estrategia proselitista y exigir transparencia en los mecanismos de financiamiento de las campañas políticas.

Transparencia

La legitimidad de un gobierno y por lo tanto su capacidad de acción, se ve debilitada por la mera sospecha de manejos ilegales de los fondos públicos. La efectividad de la acción gubernamental requiere máxima transparencia en la asignación de los fondos públicos. Hay transparencia cuando "...un organismo gubernamental debe explicar y justificar sus acciones antes otras instancias, de acuerdo con criterios previamente establecidos y cuando, además, estas instancias tienen atributos y poder para tomar acciones correctivas si no se cumplieren los criterios..." . El control periódico y actualizado de las cuentas del Sector Público, realizado por parte organismos auditores independientes y la facilitación de acceso a información detallada sobre los ingresos y gastos públicos son metas imprescindibles para realzar la imagen de futuras administraciones.

División de poderes

El sistema democrático se basa en la división de poderes. A nivel de las jurisdicciones municipales, la tarea del Ejecutivo normalmente eclipsa el desempeño del Concejo Deliberante. Las posibles razones de este relativa intrascendencia pueden ser de orden diverso, entre las que no habría que excluir , la hegemonía política del partido gobernante, los intereses personales y la formación de los propios legisladores. El Concejo Deliberante debe ser un permanente auditor de las acciones del ejecutivo, evitando el manejo discrecional de los recursos públicos. Idealmente, debería ser el principal ámbito de debate de las cuestiones que afectan los intereses de la comunidad. Los integrantes del cuerpo tienen una misión relevante. Analizar un mecanismo de evaluación de su desempeño, podría ser una alternativa para conservar y realzar la tarea de los representantes más idóneos en el cargo

Profesionalismo

En relación al poder ejecutivo, en la edición anterior, ya se señaló la importancia de procurar la incorporación de profesionales locales con una acreditada trayectoria profesional en la especialidad requerida por el cargo que debería desempeñar. El estado es una organización fundamental para los intereses de cualquier comunidad. Por esta razón, vale la pena reiterar una vez más que la gestión del gobierno debería estar apoyada por un cuerpo de funcionarios con los mejores antecedentes para el desempeño de los distintos cargos; preferentemente designados en concursos abiertos, con claros antecedentes en la disciplina. Sus remuneraciones debieran ser establecida de modo transparente y, durante el tiempo que ejerza el cargo, su competencia profesional en el ámbito privado estar claramente delimitada.

Competencias

La trascendencia de la acción de los gobiernos locales, además de depender de la capacidad de los funcionarios y el control de su desempeño, esta restringida por el campo de acción delegado por los poderes centrales. Debería pensarse en vías para ampliar las competencias del estado local, hoy recortadas por una organización política fuertemente centralizada en los niveles superiores de gobierno. Del mismo modo en que va cobrando auge una tendencia a delegar mayores responsabilidades a los gobiernos subcentrales, el municipio y las instituciones locales deberían reclamar que la misma se extienda a los niveles inferiores de gobierno. La experiencia local de los últimos años ofrece incontables ejemplos de cómo los gobiernos centrales han relegado intereses locales frente a otras prioridades. La ciudad debe y puede aspirar a más, alentando políticas de descentralización de responsabilidades y recursos de la administración central provincial y nacional

Objetivos

El cambio de escenario impone un permanente replanteo de objetivos y estrategias en cualquier organización. Esta meta es especialmente difícil para las organizaciones del Estado debido a la falta de incentivos por la ausencia de competencia - principal fuerza impulsora de las organizaciones privadas - y porque suele colisionar con los intereses personales de los burócratas. El costo de la inmovilidad recae sobre la comunidad. A niveles inferiores de gobierno, la prueba de esta falta de dinamismo es la reiteración de presupuestos año a año que copian la composición de gastos e ingresos de ejercicios anteriores y los adecuan a una proyección conservadora de recursos. La política presupuestaria es mucho más que un mera formalidad, es una herramienta de gestión. Recuperar este instrumento a nivel de las jurisdicciones municipales, requiere como punto de partida una reinvención del estado municipal, replanteando las funciones que desarrollará la administración y aquellas que convendría transferir a la órbita del sector privado, con la finalidad última de consolidar una organización ágil y eficiente.

Efectividad

La administración pública es una organización prestadora de servicios. En última instancia, la efectividad de su gestión depende de la valoración que los usuarios hagan de los mismos. Hasta hoy, es habitual observar el error de juzgar la gestión pública por el monto de gasto. Un claro ejemplo de esto se nota cuando se evalúa la performance en el área de asistencia social. La variable relevante para evaluar la eficacia de la gestión pública son los resultados. Cabe reconocer que en el área servicios, y particularmente en aquellos brindados por entes públicos, la medición puede resultar compleja. No obstante, esta limitación no es razón suficiente como para desistir del objetivo de contar con información que permita evaluar la efectividad del gasto. En este sentido, copiando prácticas habituales en países desarrollados, encuestas de medición de la satisfacción de usuarios de los servicios públicos, ejecutados en forma directa e indirecta a través de mecanismos de concesión, podría aportar importantes indicios sobre el desempeño de la administración pública y en función del cual, se podrían plantear correcciones o ajustes en las políticas públicas.

 


 

 

Las empresa apícolas regionales

Entre septiembre de 2001 y enero de 2003 se desarrolló en la región el proyecto "Caracterización de la Actividad Apícola y Formulación de Estrategias en el Sudoeste de la Provincia de Buenos Aires". Este estudio surgió como inquietud de los Municipios integrantes del Consorcio del Corredor Productivo del Sudoeste de la Provincia de Buenos Aires -actualmente disuelto- para trabajar en una problemática común, la producción apícola.

El CREEBBA fue una de las instituciones técnicas intervinientes, junto con el INTA, a través de su EEA Hilario Ascasubi, y la UNCPBA, a través de su Facultad de Ciencias Veterinarias. El proyecto fue presentado a través de la Ministerio de la Producción de la Provincia de Buenos Aires ante el Consejo Federal de Inversiones (CFI), que otorgó los fondos para poder llevarlo a cabo.

A lo largo del presente estudio se pudo caracterizar económicamente a las explotaciones apícolas del sudoeste bonaerense. El principal rasgo es la pequeña escala en cuanto a tenencia de colmenas, lo que tiene importantes connotaciones en otros aspectos, como son la comercialización y la organización jurídica.

El punto de equilibrio de producción en las condiciones actuales se encuentra muy por debajo del que históricamente se consideró como tal (500 colmenas aproximadamente). Sin embargo, cabe recordar las importantes diferencias que se presentan en la actualidad: un alto precio internacional de la miel y la devaluación del peso luego de 10 años de Convertibilidad.

Estas dos variables, que escapan al control del apicultor, contrastan con la alta sensibilidad que presenta el rendimiento por colmena, sobre el cual el productor puede influir con sus acciones. La ineficiencia productiva tiene un gran impacto sobre la rentabilidad del apicultor. Por este motivo, uno de los ejes estratégicos de la apicultura regional debiera ser el aumento de la eficiencia en las explotaciones.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Precios relativos y segundas marcas

A partir de la salida del régimen de convertibilidad, la devaluación del peso y el retorno a tasas de inflación positivas, se produjo una importante modificación en la estructura de precios relativos de la economía, en atención a los cambios operados dentro de los costos de los diferentes bienes y servicios. De esta manera, los artículos importados se encarecieron frente a los de fabricación nacional, los bienes de consumo durable tuvieron un importante ajuste son respecto a los no durables, los servicios quedaron rezagados en relación a los bienes en general y las commodities se dispararon frente a los bienes no transables, entre muchas de las distorsiones que pueden mencionarse. En particular, se ha detectado en los últimos tiempos, un potenciamiento del fenómeno de segundas marcas, como parte de una estrategia comercial orientada a cubrir diferentes segmentos de consumidores afectados por la inflación. Esta multiplicación de marcas propias y segundas marcas en el ámbito de las grandes cadenas de supermercados ha adicionado variabilidad de precios y apuntalado el proceso de cambios dentro de la estructura de precios relativos.

Si bien el fenómeno de las segundas marcas y marcas propias es conocido y apreciado por los consumidores a diario, resulta de interés contar con algunas mediciones locales que permitan obtener una idea más acabada de la presencia de las mismas y de los diferenciales de precios que éstas entrañan. Justamente ese es el propósito de esta nota, que puntualmente se abocará a:

1. Cuantificar la oferta total de marcas para los principales rubros de la canasta familiar, en los supermercados locales.

2. Estimar la participación general y por rubros de segundas marcas y marcas propias.

3. Realizar comparaciones de precios, a fin de calcular ratios, brechas entre valores máximos y mínimos detectados y posicionamiento de las marcas propias con respecto a esta variable en particular. En el último caso se trata de verificar la hipótesis de que los precios de las marcas propias se han alineado gradualmente a los de las líderes, y en muchos casos los han superado, dentro de un proceso de reconocimiento por parte del público hacia estas nuevas marcas.

4. Calcular el costo de una canasta de productos seleccionados en tres variantes: a) compuesta sólo por productos de marcas líderes; b) conformada por artículos de marcas propias; c) integrada por los bienes de segundas marcas más baratos detectados en plaza.

La información necesaria para los cálculos propuestos surge de un relevamiento que ha realizado el CREEBBA en las cuatro principales cadenas de supermercados de la ciudad para un conjunto de 96 artículos básicos de consumo de las categorías alimentos y bebidas, productos de tocador y artículos de limpieza.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

El ejercicio fiscal municipal 2002

Existen diversas formas de medir el desempeño del sector público, aspecto que CREEBBA ha destacado en reiteradas oportunidades. En virtud de los intereses de la investigación, se centra el análisis en la necesidad de financiamiento que pueda haber tenido el estado municipal durante el año pasado. Esta definición cuantifica los gastos corrientes y de capital físico que no fueron cubiertos por los ingresos corrientes. Distingue entre los items o partidas que determinan el déficit y aquellas que lo financian, es decir que registra como determinantes del déficit todos aquellos conceptos que no aumentan ni disminuyen el pasivo del sector público. Por el contrario, las partidas que modifican el pasivo del sector público se consideran como financiamiento positivo o negativo.

El cálculo del resultado operativo indica un superávit cercano a los 13 millones de pesos para el ejercicio 2002, lo que significa que con lo recaudado mediante tasas, contribuciones y participación de impuestos de otras jurisdicciones alcanza para cubrir la gestión fiscal propia del período, es decir que se cubre los gastos de funcionamiento de la actividad municipal. Ampliando un poco más el concepto se calcula el resultado corriente que se refiere al ahorro o desahorro público y se estima a través de la diferencia entre los ingresos corrientes y los gastos en personal, bienes y servicios, transferencias e intereses. En este caso también se observa un superávit cercano a los 8,6 millones de pesos.

El superávit primario, calculado como los ingresos corrientes del municipio menos la totalidad de los gastos, excepto los pagos de intereses, es de 5,6 millones aproximadamente. Cuando se suman al resultado primario los pagos de intereses se observa un superávit total superior a los 4 millones de pesos. Este superávit se aplica a pagos de deuda contraída en ejercicios anteriores (amortizaciones).

Una consideración aparte merecen los gastos relacionados con el servicio de la deuda pública municipal, es decir los pagos de intereses y amortizaciones. En un contexto dinámico, a medida que el nivel de endeudamiento municipal es superior, los gastos por pagos de intereses se incrementan. De acuerdo a la definición de déficit considerada en el presente análisis, los gastos por intereses de deuda se computarían para el cálculo del mismo, es decir que una elevada presión de las erogaciones por intereses puede llegar a generar una necesidad de financiamiento, aún en un escenario donde el sector público tenga ahorro corriente. Concretamente, en el año analizado, los pagos por intereses y gastos de la deuda ascienden a 1,4 millones de pesos, casi la mitad de lo gastado en obra pública.

Con respecto a las amortizaciones de deuda contraída en ejercicios anteriores, se realizan durante 2002 pagos superiores a los 7,7 millones de pesos, de los cuales 5,1 millones corresponden a pagos de deuda flotante y 2,6 millones a amortización de deuda consolidada.

Al inicio de 2002 el stock de deuda municipal total (consolidada y flotante) era de 24,1 millones. En la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio 2002 no se cuenta con información detallada relacionada con la evolución del pasivo municipal, lo que impide sacar conclusiones acerca de el stock de deuda con que cierra el ejercicio. Cabe destacar que el stock de deuda pública local ha sufrido importantes y relevantes modificaciones que afectan el flujo futuro de obligaciones, luego de la devaluación, pesificación y renegociación a la que estuvieron sujetos los bonos municipales.

Los compromisos generados por el stock de deuda existente exigen superávit total en los próximos ejercicios si se pretende mantener constante el stock de deuda pública. De lo contrario el nivel de endeudamiento seguirá incrementándose. Contando con información relacionada con el stock de deuda pública y con el esquema de obligaciones a partir de la renegociación de los bonos municipales se podría delinear una perspectiva para los próximos ejercicios. En definitiva, la evolución del nivel de endeudamiento público permite obtener una rápida visión de la situación fiscal municipal, que inició el ejercicio 2002 con una deuda total cercana a los 24 millones de pesos.

El escenario macroeconómico actual y las perspectivas en el corto plazo plantean incertidumbre con respecto a las posibilidades de obtener recursos tributarios para el municipio. Como consecuencia de ello necesariamente deberían concentrarse los esfuerzos en la racionalización del gasto público, aún en un caso como el actual donde el estado municipal ha reducido desequilibrios de ejercicios anteriores alcanzando superávit total.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Sector agropecuario: hubo cambio de precios relativos?

La paridad cambiaria es uno de los factores relevantes al momento de analizar la competitividad de los países, y tal como lo indica la teoría económica su evolución tiene importantes consecuencias para las naciones a través de su impacto en el comercio exterior, el nivel de actividad, la estabilidad de precios, el nivel de empleo, el nivel de los salarios , etc.

Dado que los principales productos del sector agropecuario de la región tienen una fuerte vinculación con la exportación, y tanto los precios de exportación, como el tipo de cambio real y los gravámenes o reembolsos que afectan los ingresos finales del productor, el presente análisis realiza un ejercicio de aproximación a la evolución de uno de estos determinantes -el tipo de cambio real-, y en particular aquel relacionado con las exportaciones de origen agropecuario.

El análisis permite concluir que, a partir de la mejora en el tipo de cambio real y la recuperación de precios del cereal, los ingresos por la actividad del cultivo de trigo para el productor presentaron durante el año pasado un nivel elevado, incluso si se lo compara con otros procesos de depreciación de la moneda local. Sin embargo, la reciente evolución del tipo de cambio nominal, y la consecuente desmejora observada en el tipo de cambio real, permiten suponer que será necesario revisar el actual nivel de retenciones (que hoy es en promedio del 20% para el sector agrícola) si se pretende que el sector agropecuario en su conjunto, continúe en el sendero de crecimiento sostenido que viene transitando, pese a todos los escollos, desde la década pasada. Claro que esto exigirá un gran esfuerzo y también mucha prudencia en el manejo fiscal para el próximo gobierno, ya que el ingreso por retenciones dan cuenta del 16% del total de ingresos tributarios del Gobierno Nacional.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

 volver atrás


 

 



SUSCRIBIRSE