CREEBBA - Indicador de Actividad Económica - IAE Nro. 63

Indicadores de Actividad Económica (IAE) Nº 63
julio 2002

 


 

 

Nota Editorial

Puntos de inflexión

La historia reciente ha demostrado el papel trascendente que cabe a ciertos acontecimientos. Esta situaciones representan puntos críticos, desencadenan reacciones diversas, en particular de la dirigencia política. A partir de ellos, se generan cambios, se quiebran tendencias y el futuro inmediato ya no es una simple extrapolación de hechos pasados.

Estos hechos pueden ser notorios o en apariencia, representar acontecimientos de relevancia secundaria. Cuando suceden estos últimos, la mayor parte de las veces, no se alcanza a leer sus implicancias futuras totales o siquiera advertir la magnitud y características de los cambios que están por venir. El curso posterior de los acontecimientos va revelando derivaciones impensadas que comienzan a configurar un nuevo escenario. Si se trata de un acontecimiento gravitante, la primera lectura es el seguro advenimiento de cambios aunque no se pueda precisar su dirección y profundidad. Aumenta la incertidumbre y se genera un cambio de expectativas. La situación no pasa inadvertida por cuanto inmediatamente se ve reflejado su impacto económico esperado en indicadores económicos. A lo largo de los últimos años, este indicador fue el riesgo país y en lo que va del corriente, su lugar ha sido ocupado por la cotización del dólar.

Haciendo memoria de los últimos años, es posible encontrar ciertas fechas con acontecimientos críticos e intentar interpretar sus significados a la luz de las cambios que posteriormente sucedieron. El 6 de octubre del 2000, renunciaba el Vicepresidente Alvarez alegando desacuerdos con el entonces Presidente en la composición del nuevo gabinete de ministros. Este hecho iniciaba el ocaso político del gobierno de la Alianza.

Poco tiempo después, el 4 de febrero del año siguiente, era asesinado un ejecutivo en una villa balnearia. A partir de este crimen, cobraría fuerza toda una ola de denuncias sobre el lavado de dinero y maniobras fraudulentas en el sector bancario. Las denuncias involucrarían al mismo presidente del Banco Central. Pocos imaginarían el desenlace de esta historia con el fin de una regla fundamental para la política económica, la autonomía del Banco Central sobre la que se cimentaba la credibilidad de la Convertibilidad y la demanda de moneda doméstica. Es interesante advertir que transcurridos más de un año y medio, no se aclaró el crimen y tampoco se ha podido comprobar irregularidades por parte de los funcionarios del Banco Central. Pese a esto, a partir de la notoriedad alcanzada por los escándalos irresueltos, los denunciantes lograron capitalizar la situación a través de la creación de un partido político que hoy cuenta con importantes posibilidades para los próximos comicios presidenciales.

Pocas semanas después, el 19 de marzo, una manifestación de estudiantes universitarios en rechazo de las medidas de recorte del gasto público, precipitaría la caída del flamante ministro de economía López Murphy. Finalizaba de este modo, una etapa donde la concepción dominante de la conducción económica consistía en la búsqueda de equilibrio presupuestario y una mayor competencia en los mercados a través de la apertura del comercio y la desregulación. Comenzaba otra con una visión diferente en la que se realzaba el papel del Estado como factor revitalizador de la economía a través de las "políticas activas".

El 10 de julio, el Estado se queda sin financiamiento bancario al pagar tasas insostenibles, del orden del 14% anual para colocaciones de corto plazo. En palabras del entonces Ministro de Economía, "...la realidad es que ya no conseguimos financiamiento para mantener este nivel de gasto. Agotamos la capacidad receptiva para nuestros bonos de deuda aquí y en el exterior..." . Esta fecha podría simbolizar el fin de un largo período caracterizado por excesos de gastos estatales financiados con endeudamiento. Comenzaba el default "interno" a través de recortes compulsivos de pagos a provincias, empleados estatales y beneficiarios de programas sociales.

El 20 de diciembre, los saqueos a supermercados y enfrentamientos entre civiles y fuerzas armadas, desembocarían en manifestaciones masivas y la renuncia del entonces Presidente. Al asumir el nuevo gobierno, finaliza la Convertibilidad. El país revive viejas épocas signadas por la devaluación y la inflación, en un marco de agudización de la pobreza sin precedentes.

Las dos víctimas fatales por los disturbios del miércoles 26 de junio precipitan la decisión del gobierno de anticipar las elecciones. Esta medida, sumada a una mejora en las finanzas estatales y un mayor acercamiento con el Fondo Monetario Internacional, han permitido despejar en parte la incertidumbre y renovar la expectativa de cambios de fondo en el mediano plazo que permitan iniciar una etapa de reconstrucción de la economía.

En medio de la actual emergencia, se abre un tiempo preelectoral particular. Es importante advertirlo por cuanto, de acuerdo a las últimas experiencias del país, se inicia un período donde las preocupaciones políticas distraen la atención de los funcionarios con respecto a los graves problemas que deberían priorizar en su agenda de gobierno. La dramática situación actual no da margen para postergar urgentes decisiones en relación a temas como la conversión a títulos públicos de los depósitos inmovilizados, el ajuste de tarifas de empresas privatizadas, la contención de gastos de acuerdo a las metas comprometidas frente al Fondo Monetario Internacional, la reestructuración del sistema financiero y el inicio de negociaciones con acreedores externos por los incumplimientos en los pagos de deuda.

La situación parece haber tocado fondo y resurge temerosa la expectativa de un cambio positivo, inhibida por la interminable lista de fracasos recientes. Como un adolescente rebelde al cual reprenden por sus faltas de conducta, la joven democracia argentina parece necesitar de estos dolorosos impulsos para reaccionar. Estas crisis al menos deberían reforzar las convicciones sobre el país que no deseamos. Una vez más, cabe el deseo de comenzar una etapa de madurez y sensatez.

 


 

 

Inflación y pobreza

Luego de casi de diez años de estabilidad en los precios, se reinstaló el fenómeno inflacionario, como reacción inmediata al fuerte proceso de devaluación experimentado por la moneda argentina desde comienzos de 2002. La escalada de los precios abre lugar a muchos tipos de análisis pero, sin dudas, el más preocupante es el que tiene que ver con el impacto social de la inflación. A pesar de que durante los últimos años de la Convertibilidad las cifras de desempleo y pobreza alcanzaron niveles elevados, resulta claro que el actual escenario de aumento de precios, reducción o, en el mejor de los casos, invariabilidad del nivel de ingresos e inestabilidad laboral, resulta aún más crítico. La creciente pérdida de poder adquisitivo sumada a la progresiva precarización del mercado laboral desemboca inevitablemente en un recrudecimiento de las situaciones de pobreza. La presente nota analiza el avance de la pobreza, a partir de la estimación de la cantidad de personas que no pueden adquirir en Bahía Blanca una canasta alimentaria básica y también, a través del estudio de la consolidación de los programas de asistencia social instrumentados por el municipio.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Nuevas perspectivas para la horticultura regional

Con el cambio de contexto que surgió a partir de la caída de la Convertibilidad, la actividad cebollera está en los umbrales de adquirir un alto grado de dinamismo. Si bien las perspectivas para exportar son claramente más favorables por el tipo de cambio, es necesario tener en cuenta otros aspectos como los cambios en el manejo para alcanzar objetivos de calidad en la producción. Las dificultades que atravesó el sector durante los últimos años de la década del '90 han dejado secuelas y esto complica el objetivo de recuperar los niveles de producción de las mejores campañas, así como las fuentes de empleo y la riqueza de los horticultores. Sin embargo, puede ser un momento propicio para transformar las ventajas comparativas de la región en ventajas competitivas que permitan consolidar la participación en los mercados actuales e incursionar en otros nuevos. La nota que se ofrece es una profundización de un estudio anterior publicado en IAE 47. Concretamente, se analizan algunos aspectos importantes de la producción y comercialización de los cultivos de ajo y cebolla en la zona del sur bonaerense.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Situación fiscal en Bahía Blanca

El municipio de la ciudad de Bahía Blanca ha presentado la rendición de cuentas correspondiente a 2001, lo que permite el analizar sus resultados durante dicho período. Existen diversas formas de medir el desempeño del sector público. En virtud de los intereses de la investigación, se centra el análisis en la necesidad de financiamiento que pueda haber tenido el estado municipal. Esta definición cuantifica los gastos corrientes y de capital físico que no fueron cubiertos por los ingresos corrientes. Distingue entre los ítems o partidas que determinan el déficit y aquellas que lo financian, es decir que registra como determinantes del déficit todos aquellos conceptos que no aumentan ni disminuyen el pasivo del sector público. Por el contrario, las partidas que modifican el pasivo se consideran como financiamiento positivo o negativo. Lo que se deriva de esta forma de medición es la participación del sector público en la generación de base monetaria o en el mercado de crédito. Debido a que los gobiernos subnacionales no tienen posibilidad de emitir moneda frente a la presencia de déficits, sólo les resta la toma de nueva deuda o, alternativamente, sufrirán un deterioro en su situación patrimonial.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

 

 

Producción-comercialización de productos de granja

Una serie de factores permitieron que la industria avícola nacional presentara, durante la década pasada, un claro proceso expansivo. El incremento de los parámetros de calidad del producto ofrecido, como así también el competitivo precio frente al producto sustituto tradicional (la carne bovina), permitieron un fuerte avance del consumo de carne de pollo. Sin embargo, las particularidades que permitieron esa fuerte expansión de la industria durante los últimos 10 años se convierten, a partir de cambio de escenario planteado por la devaluación de la moneda local, en condicionantes críticos acerca de la futura evolución de la industria en el país. Por tal motivo, y continuando con el análisis de distintos sectores vinculados a la agroindustria regional, el estudio que se presenta a continuación efectúa en primer lugar una descripción de industria avícola nacional, haciendo especial énfasis en su evolución durante la década de los noventa, mientras que para el ámbito de la ciudad de Bahía Blanca, se analiza la situación actual de la actividad, tanto en lo referido a la producción de aves como así también de huevos.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 



SUSCRIBIRSE