CREEBBA - Indicador de Actividad Económica - IAE Nro. 46

Indicador de Actividad Económica (IAE) Nº 46
septiembre 1999

 

 

La marcha de la economía bahiense

 

           La baja del desempleo en la ciudad responde exclusivamente a una disminución en la oferta de trabajo y no a un aumento de la demanda, es decir, a la creación de nuevos empleos. En consecuencia, puede inferirse un cambio preocupante en la composición de la ocupación con mayor participación de actividades de relativamente bajos niveles de remuneración y sin una perspectiva clara de continuidad en el mediano plazo. Esta perspectiva guarda mayor coherencia con las claras evidencias del retroceso en la actividad comercial observadas a lo largo del año. 

          Como hechos destacables del últimos mes se presentan la firma del decreto de creación de la Zona Franca y el fallo de inconstitucionalidad de los reembolsos por los puertos patagónicos. En el ámbito de la región, el valor de la producción agrícola podría recuperarse en la próxima campaña de trigo de mantenerse el nivel de las cotizaciones actuales, en tanto que los rindes podrían incrementarse de continuar las buenas condiciones climáticas En líneas generales, la actividad comercial se mantiene estabilizada a niveles bajos. Esta tendencia es apenas interrumpida por el repunte en julio, observados en actividades comerciales y de servicios que por el receso invernal enfrentan una mayor demanda. Las ventas presentan un fuerte descenso con caídas con respecto a igual período del año anterior que tienden a oscilar en un rango entre el 10 y 20%. Para los próximos meses, de acuerdo a las expectativas de los empresarios consultados, no se vislumbran signos de recuperación  inmediatos.

          La situación actual lejos está de coincidir con las alentadores previsiones de hace un año, debido a un brusco e imprevisible cambio de escenario a partir de nuevas condiciones de contexto con inestabilidad económica, fuerte caída de precios, restricción financiera y expectativas pesimistas. Hoy, la situación general de las empresas locales está en función de factores "macroeconómicos". En la medida que éstos tiendan a normalizarse, se  replantearán las perspectivas de cada región redescubriendo sus ventajas competitivas.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

La nueva propuesta, el seguro municipal de salud

 

               Cuando el sector público decide proveer salud a los habitantes, puede mantener establecimientos públicos de atención sanitaria (subsidio a la oferta)  o bien puede dar a los individuos que requieran atención una "orden" o "cupón" para que recurra a los nosocomios y luego abonar la consulta a los profesionales que intervienen en el proceso (subsidio a la demanda).

                Expuestos los principales inconvenientes que surgen de la utilización de un sistema de subsidio a la oferta (pérdida de tiempo o la incomodidad de los pacientes, el establecimiento de cupos de atención, o el deterioro en la calidad del servicio prestado), se analiza la propuesta de un seguro municipal de salud.

En términos generales puede decirse que en este caso permanecen las características propias de los seguros de salud.  Esto significa que siguen presentes cuestiones como la posibilidad de influencia de los propios pacientes en su riesgo de enfermedad dado que su servicio lo abona el sector público, y también las cuestiones inherentes a la incapacidad de los afiliados de controlar o fiscalizar su tratamiento debido a las asimetrías de información entre el médico (que en defintiva induce su demanda) y el paciente.

               El mecanismo de afiliación propuesto permite clarificar el monto del subsidio estatal que recibe cada uno de los pacientes introduciendo ventajas desde el punto de vista de la equidad.  El hecho de que los que reciben el tratamiento en forma gratuita sean personas que no tienen posibilidades de costear su propio gasto en salud, asegura que el esfuerzo fiscal tiene destino en su población objetivo.  Sin embargo, en la medida que siga funcionando en paralelo el subsidio a la oferta permanecen las ineficiencias e inequidades de dicho sistema, e incluso adquiere una importancia superior la articulación entre ambos a fines de evitar la duplicación de costos.

Estudios relacionados:

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

¿Cómo afecta la recesión a las nuevas construcciones?

 

          Al conocerse las cifras de permisos para nuevas construcciones, correspondientes al primer semestre de este año, es posible extraer algunas conclusiones acerca del impacto de la recesión sobre el sector.  Algunos interrogantes que cabe plantearse son: ¿Ha disminuido el número total de permisos en relación a igual período del año anterior? ¿Cómo ha evolucionado la superficie autorizada? ¿Qué sectores han exhibido mayor dinamismo y cuáles presentaron menor actividad? ¿Cómo han sido las tendencias por categoría de edificación?.  En base a las estadísticas de construcción provistas por la Municipalidad de Bahía Blanca, intentan aclararse estas cuestiones. Los resultados que surgen de la comparación del primer semestre del '99 con los de igual período del '98 son los siguientes:

  • Número de permisos: se incrementó un 7% al pasar de 659 a 703. Se mantiene el promedio histórico.

  • Superficie autorizada: se retrajo un 11% (la cantidad de m2 pasó de 80.3 mil a 71.2 mil.

  • Sectores más dinámicos: Este, Oeste, Norte (estos fueron las zonas que más crecieron pero los sectores más importantes en cuanto a cantidad de nuevas construcciones son el Centro, el Norte y el Noreste).

  • Comportamiento por categoría: Viviendas: aumentó significativamente la superficie autorizada. - Departamentos: se incrementó el número de solicitudes. - Locales: cayó el número de permisos y la superficie de manera significativa (sector más afectado por el contexto recesivo de la economía)

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

Caída del desempleo: ¿ buenas noticias ?

 

          Los resultados difundidos a mediados de julio por el INDEC, sorprenden por el fuerte descenso en la tasa de desempleo en la ciudad del 14% a poco menos del 9%. El optimismo que genera la sustancial reducción en la desocupación, se ve opacada al ver que la tasa de empleo - el porcentaje de población que tiene trabajo de tiempo completo - se reduce levemente con respecto a la medición anterior.  Por otro lado, también debe tenerse en cuanta que el desempleo ha cedido en buena medida por el retiro de muchos personas del mercado de trabajo. 

          El INDEC ha informado sus resultados en términos de tasas (porcentajes) y no de cantidades absolutas. En particular, no informa la población total de referencia que utiliza en su encuesta. La falta de este dato no permite precisar la cantidad total de empleados y desempleados de Bahía Blanca. 

          Una simulación de los posibles valores de la variables desconocidas permite al menos reconocer las posibles situaciones. 

          El ejercicio diferencia dos casos extremos. En una alternativa, se podría decir que si no hubo un ingreso repentino de personas en búsqueda de empleo, resultaría alarmante el brusco descenso en la demanda de empleo. Bajo está hipótesis, los resultados revelarían que hubo una notable reducción de empleos en la ciudad que en parte fueron compensados por la toma de personal en las obras del Polo Petroquímico.

          En otro extremo, cabría la alternativa de que el empleo haya crecido. Bajo este supuesto, cabe remarcar que también habría destrucción de puestos de trabajo en la economía local pero que son compensadas por el personal tomado en la obras de las empresas petroquímicas. En este escenario, habría que advertir entonces el fuerte aumento de la población por la llegada de grandes contingentes de personas. 

          Los resultados permiten pensar que hubo una modificación importante en la composición del empleo, con un marcado crecimiento del generado por el sector de la construcción. Por su comportamiento cíclico, significa una mayor inestabilidad en la evolución del empleo local, y una mayor vulnerabilidad del mercado laboral frente a situaciones de crisis. Al considerar la relación entre empleo e ingreso en Bahía Blanca no conviene perder de vista los siguientes factores: a) además del trabajo, existen otras fuentes de ingreso que en los últimos meses se han visto disminuidas por razones coyunturales, y b) los ingresos del trabajo, si bien por la rigidez de salarios pueden mantenerse en el sector asalariado, podrían caer de modo sensible bajo la modalidad de empleos por cuenta propia. 

          La principal conclusión es que a pesar de que ha bajado la tasa de desocupación, deben tomarse las cifras con cautela porque: (i) no es seguro que haya aumentado la cantidad total de empleados, (ii) tal baja no asegura que haya mayores ingresos en la gente.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

Las exportaciones de Bahía Blanca y la región

 

          En el presente estudio se intentará, por un lado, cuantificar las cargas exportadas a granel por vía marítima, haciendo hincapié en las magnitudes operadas y su tendencia; y por otro lado, caracterizar las cargas generales, recurriendo a fuentes de información que permitan conocer los productos y destinos, así como su tendencia a través del tiempo.

          En la Aduana de Bahía Blanca se oficializaron durante 1997 un total de 7,2 millones de toneladas, cifra que se incrementó un 35% en 1998, superando el nivel de 9,8 millones de toneladas. El valor total de lo exportado fue de 1.300 y 1.400 millones de dólares respectivamente, registrándose entonces un incremento cercano al 8%. Esto revela una caída en el valor promedio de las exportaciones.

          La participación de los graneles dentro del total de exportaciones oficializadas en Bahía Blanca es cercana al 99%, coincidente con lo transportado por vía marítima. Esto refleja, por un lado, que la infraestructura portuaria local está orientada a este tipo de cargas, y por otro lado, que la mayoría de estas cargas sale por la vía marítima, donde el costo del flete es sensiblemente menor al de las alternativas de transporte terrestre. Trigo, maíz, girasol, aceites comestibles, malta, cebada y productos del petróleo encabezan la lista en cuanto a volumen y valor FOB total.

          Las cargas generales oficializadas en la dependencia aduanera local representan en volumen tan sólo un 1% del total. Sin embargo, su importancia reside en el grado de diversificación que alcanza con ellas la oferta exportable local y regional y en los ingresos generados pesa a su bajo volumen operado. Es interesante observar que la relación valor/volumen es en promedio 10 veces superior a la de las cargas a granel. Los principales productos exportados que se encuadran en este tipo de cargas son: carne bovina, harina de trigo, cebolla y ajo y pastas secas.

          Los descriptos anteriormente son los envíos más representativos englobados en cargas generales. Sin embargo, existen más de 70 ítems exportados de estas características, entre los que se encuentran productos de papel, miel, manufacturas de asfalto, subproductos bovinos y pescado congelado, por sólo mencionar algunos, que gradualmente se analizarán en próximas notas.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

Resultados de la cosecha de girasol y perspectivas para el trigo en la región

 

          En la nota se actualizan los datos de la última campaña de girasol para la región de influencia del partido de Bahía Blanca y se comentan las perspectivas para campaña 1999/2000 de trigo.

          En lo que respecta al girasol, el aumento en la superficie sembrada en la región con respecto a la campaña 97/98 fue alrededor del 22%, siendo 282 mil el total de hectáreas ocupadas con el cultivo. También fueron importantes los aumentos registrados a nivel provincial y nacional.

          El clima no acompañó para que se pudiera lograr un récord de producción, siendo los rindes promedio obtenidos de 1200 kilos por hectárea , cuando el promedio de las últimas cinco campañas  para la región indica rindes de 1500 kilos por hectárea.

          Una serie de factores externos e internos provocaron una fuerte caída en la cotización de la oleaginosa, lo cual, unido a la merma antes mencionada en los rindes, provocó una fuerte disminución en el indicador de margen bruto para el cultivo de girasol en la región.

          Referido al trigo, se espera para la próxima campaña un leve aumento en la superficie implantada en la región, pero condicionada en gran parte por la falta de financiamiento y rentabilidad esperada por parte de los productores.

          En cuanto al precio esperado para la época de cosecha de este cereal, las expectativas son buenas por dos factores: el primero de ellos está referido a la baja en la producción mundial por el deterioro de los precios de los últimos años, mientras que el segundo se refiere a las importantes compras de este cereal que Brasil ha realizado y prevé realizar  dadas las ventajas de precio y calidad del producto argentino.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás


 

La crisis del MERCOSUR

 

          La devaluación del real, terminó de ubicar el futuro del proceso de integración comercial en un cono de sombras. Tras una primera etapa de fuerte dinamismo, predomina una visión escéptica en torno a las perspectivas del acuerdo. En estas circunstancias parece apropiado en primer lugar aclarar algunos conceptos sobre su significado, sus principales efectos y la importancia que reviste para la economía de la región de Bahía Blanca. 

          Esta situación resulta trascendente para la economía regional. Las exportaciones a Brasil representan el principal destino de un gran flujo de exportaciones, con predominio de productos primarios, con origen en la zona o procedentes de otras regiones, pero que se canalizan por el puerto local.El año pasado, las ventas a Brasil representaron poco más del 40% del monto de exportaciones oficializadas en la Aduana local. El total vendido ascendió a US$ 615 millones, destacándose los embarques de trigo (US$ 280 millones) y aceite crudo de petróleo (casi US$ 200 millones).El proceso de integración con Brasil también cobra importancia vital desde una perspectiva regional por la orientación estratégica de los grandes proyectos de inversión del sector petroquímico. La viabilidad de las nuevas instalaciones con una gran capacidad de producción depende en gran medida de un importante volumen de exportaciones con destino a aquel país.

          El avance en la integración se detiene a partir de 1995, agravándose la situación en el año siguiente con la agudización de los problemas macroeconómicos de Brasil generados por la crisis asiática. Desde mediados del año pasado, se añade otra gran dificultad al iniciarse la tendencia recesiva en la economía en nuestro país. El MERCOSUR se debilita también por decisiones de política comercial de sus países miembros. Los retrocesos se destacan en las siguientes áreas: uso creciente de barreras para arancelarias y utilización de incentivos  distorsivos para estimular el comercio intrazonal e inversiones extranjeras directas, Estas dificultades se han visto reflejadas en una fuerte reducción del intercambio bilateral.

          La crisis desnudó las debilidades del acuerdo, pero su superación significará la oportunidad de resolver importantes cuestiones pendientes, a la vez que se transmite un mensaje de consolidación del bloque por el simple hecho de mantenerse en uno de los contextos más adversos desde su creación. La gradual mejora de las expectativas y recuperación de la economía de Brasil, sumada al acortamiento de los tiempos preelectorales en Argentina, representan dos importantes razones para esperar un aflojamiento en las tensiones que se han ido generado a lo largo del año.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás




SUSCRIBIRSE