Indicadores de Actividad Económica 143

Indicadores de Actividad Económica (IAE) Nº 143
noviembre 20
15

 

haga click aqui para descargar el IAE 143 en PDF.

 

 


Cálculo del Índice de Desarrollo Humano para Bahía Blanca

Muchos de los síntomas directos del subdesarrollo pueden observarse fácilmentey medirse de manera independiente: desnutrición, enfermedades, mortalidad
infantil, analfabetismo y deficiencias habitacionales, entre otros, son algunas de las manifestaciones más graves del subdesarrollo de los países y, a su vez, los focos de atención de las políticas de desarrollo de los gobiernos. Hace bastante tiempo, los organismos internacionales tales como Banco Mundial y Naciones Unidas y los institutos nacionales de estadística recogen y procesan información referida a esos aspectos, de modo tal de conocer la magnitud de los diversos indicadores directos sobre salud, educación, nutrición y demás áreas.

En forma paralela, el PBI per cápita, es un indicador empleado para caracterizar el estado de situación comparativo y el progreso de los distintos países. Sin embargo, éste resulta insuficiente para describir las diferencias en avance del desarrollo humano, por el hecho de omitir otras dimensiones cualitativas del problema, de modo que se ha propuesto un índice compuesto para cuantificarlo: el Índice de Desarrollo Humano -IDH- (Human Development Report), publicado desde 1990 en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). No se trata del primer índice multidimensional de indicadores socioeconómicos pero sí el más extendido desde su implementación en el PNUD. Concretamente, el IDH se calcula en base a cuatro variables básicas que cuantifican tres dimensiones esenciales del desarrollo humano: longevidad, nivel educacional y nivel de vida. Al basarse en una metodología universal, permite comparaciones entre países, ránkings y clasificaciones de un modo simple y objetivo.

Existen en Argentina mediciones del IDH a nivel nacional, así como avances para la adaptación de variables e indicadores para estimar el índice en el ámbito de las provincias y los municipios. A medida que se desciende en el nivel jurisdiccional, la disponibilidad y grado de desagregación de los datos es menor, por lo que se requiere de un esfuerzo metodológico y de reconstrucción de bases mayor.

El propósito de esta nota es la estimación y análisis del IDH para la ciudad de Bahía Blanca, tomando como referencia tres momentos específicos: 1991, 2001 y 2010, años en que fueron llevados a cabo los censos de población y vivienda, cuyos datos son los que van a nutrir los cálculos propuestos. Adicionalmente y con el fin de establecer comparaciones y contextualizar la situación bahiense, se replica el cálculo para Argentina e interior de la provincia de Buenos Aires para los años mencionados.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

 

 

El sector salud y la economía local

Como parte de la estimación del producto bruto de Bahía Blanca se analiza conregularidad el comportamiento del sector asociado a la prestación de Servicios sociales y de salud. Los resultados correspondientes a años anteriores han sidopublicados en diversas ediciones de Indicadores de Actividad Económica, donde se destacan las características del funcionamiento y la configuración del sector describiéndose, a su vez, el rol de los principales actores que intervienen en el proceso económico asociado al mismo. En esta oportunidad se presenta la contribución de esta actividad a la economía local durante 2014.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

 

 

Desarrollo exportador regional y restablecimiento de reembolsos

El desarrollo de la actividad exportadora adquiera importancia fundamental para la economía de la región. En primer lugar, el alto grado de exigencia en el mercado internacional representa una poderosa fuente de estimulo para la búsqueda constante de mejoras en la productividad de las empresas. Las empresas exportadoras por necesidad deben invertir, innovar, mejorar para mantener la preferencia de sus clientes extranjeros. Estos esfuerzos con el tiempo permiten ganar confiabilidad y reputación que les abren un camino promisorio en oportunidades de crecimiento. Para aprovechar estas oportunidades, las empresas exportadoras deben respaldarse en otras organizaciones locales (empresas, universidades, gobierno municipal) a través de la provisión de bienes y servicios: infraestructura y servicios de transporte, servicios tecnológicos, profesionales y técnicos, agentes de comercio exterior. Estos nexos conforman en torno a la actividad exportadora una red de intercambios y difusión de información, impulsando el crecimiento de otras empresas y por lo tanto de la generación de empleos en la economía regional. Una economía de tamaño mediano y con un mercado doméstico limitado como la de Bahía Blanca no puede dejar de aprovechar estos impulsos al aumento de productividad de las empresas a partir de un mayor desarrollo exportador.

El segundo factor que realza la importancia de la actividad exportadora es la diversificación de mercados, lo que contribuye a la estabilización del empleo cuando la economía doméstica se ve negativamente afectada por un ciclo de desaceleración o caída en el consumo (por ejemplo, en un escenario de fuerte devaluación del peso).

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

 

 

Campaña agrícola regional 2015-2016: resultados probables ante un cambio de escenario

Ante el resultado de las elecciones a nivel nacional se abre un panorama favorable para el sector primario de la economía, en particular la producción agrícola. Durante la campaña electoral dentro de la plataforma política triunfante se incorporaron elementos que permiten establecer un escenario de importantes modificaciones referidas a la política cambiaria, las restricciones a las exportaciones y la eliminación de los derechos de exportación. Estas modificaciones de carácter estructurales anticipan mejoras en los valores a recibir para el sector primario producto de este probable cambio en la política agropecuaria.

En el presente informe se considera la quita de los derechos de exportación a los principales cultivos comercializados en la región (trigo, maíz, girasol y cebada) excepto a la soja donde se supone una rebaja del 5% respecto a la alícuota vigente. A partir de las estimaciones de siembra publicadas por organismos privados y bajo el supuesto de clima normal para la campaña 2015/16 se considera un rendimiento esperado promedio que permite definir un volumen de producción total factible a nivel regional. Es decir se analiza que puede suceder en los resultados en términos de márgenes para la campaña 2015-16 a partir de supuestos de modificaciones en algunos elementos de política económica de orden nacional.

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 



SUSCRIBIRSE