Indicadores de Actividad Económica 139

Indicadores de Actividad Económica (IAE) Nº 139
marzo 20
15

 

haga click aqui para descargar el IAE 139 en PDF.

 

 


Tiempo de recuperar protagonismo
  • El desempeño económico de Bahía Blanca se encuentra por debajo de las expectativas.
     

  • En los últimos años se ha relajado la atención sobre la necesidad de pensar políticas de crecimiento local.
     

  • Existe el riesgo de acciones insuficientes para revertir problemas trascendentes de la economía regional
     

Los resultados obtenidos del estudio “Estimación del producto bruto” han revelado que el crecimiento económico de la ciudad ha quedado rezagado en comparación al resto del país. Estos resultados correspondieron al año 2013 y si bien no se cuenta aún con estimaciones para el 2014; a partir de la evolución de un amplio conjunto de indicadores cabría esperar una situación similar


Más allá del innegable efecto negativo del contexto general sobre el nivel de actividad local, puesto en evidencia por la tendencia declinante en la tasa de crecimiento del producto bruto nacional, Bahía Blanca enfrentaría problemas propios que delatan un proceso de estancamiento con respecto al resto del país. Esta idea al menos esta confi rmada en los últimos dos años por las conclusiones de los estudios antes
mencionados desarrollados por CREEBBA y conduce a pensar que la aspiración de una mejoría en la situación económica local requeriría además de mejores condiciones macroeconómicas, planes de acción para revertir obstáculos que restan dinamismo a la actividad económica local en comparación a otras regiones del país.

Dicha percepción de estancamiento de la economía local es compartida por empresarios locales. El Gráfi co 1 presenta los resultados de la encuesta de fin de año realizada por CREEBBA con el propósito de captar el balance, las expectativas y planes de las empresas de Bahía Blanca. A partir de esta información surgen algunas descripciones claras. En primer lugar, al momento de realizarse el relevamientodiciembre de 2014 -se observaba poco margen para el optimismo dado que más del 90% de los empresarios consultados no creía que el desempeño de la economía local sea superior al del resto del país. Por otra parte, cabe notar que esta percepción negativa se fue consolidando desde el 2013 a la actualidad (visto desde otro ángulo, la participación de empresarios “optimistas” cayó del 9% al 4%). Un dato adicional para destacar fue que la mayor parte de los consultados esperaba que este proceso de “brecha de crecimiento” se mantendría al menos durante el transcurso del año actual.

Es posible que este proceso haya pasado un tanto desapercibido al menos para la “opinión pública”, es decir, de los temas, conceptos y creencias que se instalan en la comunidad a partir de las noticias difundidas por sus medios de prensa; y por ello, cabría indagar qué razones podrían haber explicado la ausencia de intercambios de ideas en el ámbito local en torno a las difi cultades de crecimiento que exhibe la economía de Bahía Blanca.



Algunas situaciones podrían haber contribuido a relegar este debate a un segundo plano. Al igual que en el resto del país, el aumento del consumo que acompañó al crecimiento del ingreso real en la última década, refl ejado en el fuerte crecimiento del salario promedio en dólares, representaría un primer factor a tener en cuenta. Si bien la búsqueda de condiciones que permitan expandir el consumo debería ser un objetivo de política económica, esta meta debe buscarse de forma sustentable, es decir, preservando la capacidad de consumo en el futuro. El impulso del gobierno al gasto público y privado en los últimos diez años fue más allá de las posibilidades; lo que derivó en la acumulación de graves desequilibrios que hoy condicionan la estabilidad de la economía argentina (infl ación, atraso cambiario, pérdida de reservas, difi cultad para la generación de empleos, caída del salario real e inversión privada; además de declinación del consumo privado). Sin embargo, mientras se consume, pocos reparan en el retroceso de la inversión privada.

En los últimos años, al igual que en el resto del país, en Bahía Blanca se observaron índices altos y crecientes de indicadores ligados al consumo como ventas de automotores, articulos para el hogar, así como construcción de viviendas y fuerte apreciación de inmuebles urbanos. Es posible que estos altos índices de consumo, hayan en parte eclipsado la atención sobre los procesos de inversión. Otro factor que quizá haya contribuido a relajar la atención sobre la necesidad de pensar políticas de crecimiento local fueron los anuncios de grandes inversiones y que por razones diversas no alcanzaron a concretarse (inversiones en autovías, radicación de grandes plantas, construcción de plantas regasifi cadoras y muelles, refi nerías, parques eólicos, provisión de agua potable, parques logísticos, por citar algunos). Sin dudas, la decisión de emprender grandes proyectos de inversión es un paso decisivo, pero como lo demuestra la experiencia local, hay un largo camino del dicho al hecho. Estos anuncios podrían haber dejado la falsa impresión de un problema resuelto o en vías de hacerlo.

Por último la atención sobre la inversión en la ciudad podría haber quedado relegada en el debate local, en modo especial durante los últimos cuatro años, por tratarse de un problema general y de evolución gradual. Si los problemas son de carácter general y tienden a agravarse pero sin mediar grandes crisis, resulta más sencillo que pasen de modo desapercibido.

Independientemente del grado de discusión y análisis en torno a planes de acción para impulsar el crecimiento local, los datos disponibles revelan que la economía de Bahía Blanca enfrenta difi cultades para crecer y al menos en el corto plazo, sus empresarios evidencian cierto grado de resignación dado que no creen que esta situación se revierta.

La ciudad enfrenta problemas de inversión y, empleando una expresión de Paul Krugman, pareciera encontrase frente a un problema de “expectativas disminuidas” ; “…un período en el que la economía no ha entregado mucho, pero que hay pocas demandas políticas que reclamen un mejor desempeño…”. Este bajo nivel de aspiraciones conlleva riesgos de inacción o acciones insufi cientes para revertir problemas trascendentes. Cabe esperar que el año de debates electorales sea una oportunidad propicia para sumar ideas dirigidas a que la ciudad recobre el protagonismo perdido.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

Cambios en cuadro tarifario del agua

La inflación y el aumento en el costo de vida se han consolidado como una de las principales preocupaciones en materia de política económica. En particular, la postergada actualización de las tarifas de servicios públicos, que además conllevan una importante estructura de subsidios cuya desarticulación debe preverse, representa un elemento fundamental en este contexto.

Entre los servicios públicos básicos, el suministro de agua potable y desagües cloacales ha sido objeto de controversia en Bahía Blanca por la defi ciente calidad del mismo, no obstante lo cual la tarifa ha registrado varios ajustes en los últimos años. Al respecto, el último incremento aplicado por Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA) en 2012, del 180% sobre el valor general del metro cúbico de agua, fue obligado a devolver en futuras facturaciones por parte de la Suprema Corte, con el argumento de no haberse contemplado la opinión de los usuarios en las audiencias públicas.

En diciembre 2014 y bajo el Decreto Nº 1066/14 fue publicada en el Boletin Oficial una nueva suba a regir a partir del 1º de enero del corriente año. Como antecedente, ABSA había solicitado al Organismo de Control de Agua (OCABA) un aumento de entre el 46% y el 135% a mediados de 2014. El organismo convocó a una audiencia pública en el mes de agosto en la localidad de San Cayetano. La convocatoria fue muy cuestionada debido a la escasa representatividad del lugar respecto de centros urbanos más relevantes y la Justicia ordenó entonces realizar una nueva audiencia en octubre en La Plata. Allí arreciaron los cuestionamientos al servicio de la empresa estatal y los porcentajes de aumento solicitados. Como resultado, la Provincia decidió moderar el impacto del aumento demandado por ABSA.

En esta nota se sintetizan los principales aspectos del nuevo cuadro tarifario vigente, analizando la evolución del valor del agua potable en la ciudad en relación a otros indicadores inflacionarios y estimando el impacto consecuente para diferentes tipos de usuarios tipo.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

Remuneraciones docentes en pcia. Bs. As.

El inicio del ciclo lectivo 2015 nuevamente pone sobre la mesa de discusión el nivel de remuneraciones de los docentes, al punto que en una gran cantidad de provincias del país ya se han tomado medidas de fuerza a modo de reclamo. Teniendo en cuenta que este es un año electoral, seguramente los gremios docentes intentarán recomponer su posición en la escala de remuneraciones y, paralelamente, al poder político actual le resultará mucho más complicado resistirse a los pedidos de los docentes dada la necesidad de conservar o aumentar el caudal de votos frente a las conocidas aspiraciones electorales de los funcionarios de hoy.

En la voz de los gremios docentes, si bien la discusión principal gira en torno al poder adquisitivo de los salarios, en realidad se escucha un problema mucho más profundo, de larga data, que de ninguna manera el gobierno provincial tiene las posibilidades de resolver antes de los comicios. No es novedad el deterioro que sufre el sector educativo de la provincia, especialmente en cuestiones de infraestructura edilicia. Permanentemente es noticia la suspensión de actividades porque no es posible dictar clases en colegios que carecen de luz, que se inundan, que no están en condiciones de albergar a los alumnos porque no cumplen los requerimientos de mínimos de higiene y porque no tienen los elementos didácticos elementales para funcionar como corresponde.

Cómo se calcula la remuneración de un docente

Salario básico. Es la asignación mensual que corresponde por el cargo, las horas cátedra o módulos que tenga a su cargo el docente. El básico de preceptor tiene un índice=1 y sobre esa suma se calcula lo que corresponde liquidar al docente según la función que desempeñe, le nivel en que ejerza, la modalidad y cantidad de cargos que posea.

Básico conformado. Está formado por el sueldo básico al que se suman las bonificaciones remunerativas bonifi cables (es decir que bonifi can por antigüedad).

Bonificaciones. Las bonifi caciones remunerativas son aquellas sobre las que se practican los descuentos que indica la ley (jubilación y obra social) y las remunerativas bonifi cables son aquellas sobre las que se calcula el porcentaje de antigüedad correspondiente. Las bonifi caciones no remunerativas no están alcanzadas por los descuentos de la seguridad social ni tampoco participan en el cálculo del monto que cobran los docentes por antigüedad. Además existe el fondo de incentivo docente que paga la Nación.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

 

Infraestructura y transporte de carga en B.Bca.

El informe presenta datos de movimiento de cargas e infraestructura para las distintas modalidades de transporte que pueden utilizarse en Bahía Blanca: avión, tren, barco y camión. A partir de la información que se pudo recabar, se presentará las conexiones que permiten los distintos medios de transporte desde Bahía Blanca, volúmenes de carga, tipos de productos movilizados, origen o destino de las mercancías y empresas involucradas, para luego desarrollar un repaso de la situación de los proyectos en infraestructura durante los últimos años.

Para el desarrollo del informe se utilizaron datos de organismos públicos y entidades del ámbito privado: Administración Nacional de Aviación Civil Argentina (ANAC), Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), Aduana, Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Secretaría de Transporte, Dirección Nacional de Vialidad (DNV), Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires (DVBA) y Cámara Empresaria del Transporte Automotor de Cargas (CETAC). El análisis también se nutrió de articulos periodísticos locales y nacionales, así como consultas a referentes de la actividad y a directivos de empresas prestatarias de los servicios de transporte.

Flujo de cargas e infraestructura de transporte

Avión

La actividad aeroportuaria desarrollada en la ciudad de Bahía Blanca se vincula esencialmente con el transporte de pasajeros dentro del país. Actualmente 4 empresas prestan el servicio llegando a destinos como Buenos Aires, Mar del Plata, Trelew y Comodoro Rivadavia. Sin embargo, existen registros que muestran a este tipo de transporte como alternativa para cargas generales de reducido peso. En los últimos 5 años el movimiento de cargas fue, en promedio, de casi 300 toneladas al año, llegando en 2013 a superar las 430 toneladas. El tipo de productos que utilizan este medio son farmacéuticos, piezas pequeñas de autopartes, indumentaria, dinero, correspondencias y movimiento de mascotas, por mencionar los principales.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás

 

Ganadería regional con gran potencial decrecimiento

Las perspectivas para la ganadería vacuna tanto a nivel nacional como regional anticipan a priori un marco favorable por diversos factores. Expectativas por cambio en la política agropecuaria, baja carga animal por hectárea y una gradual normalización macroeconómica en el mediano plazo, materializarían un cambio en la evolución sectorial dando inicio de esta manera a un periodo de recuperación productiva.

La histórica liquidación de animales durante los años 2009/2010 a nivel regional, de la cual se evidencian bajos niveles de recuperación hasta la actualidad, plantea un punto importante respecto al gran potencial de crecimiento que presenta la región a partir de un défi cit de carga animal que actualmente caracteriza al sector ganadero en todo el sudoeste bonaerense. En tal sentido el presente informe pretende estimar la evolución que ha presentado este indicador, utilizarlo para interpretar algunos aspectos que ha caracterizado al sector en los últimos años y determinar el planteo de hipótesis probables a mediano plazo que permitan aprovechar las ventajas competitivas naturales que posee la región para la producción ganadera.

Para cumplir con el objeto planteado se utilizó una valiosa herramienta elaborada a partir de un proyecto conformado por el INTA, AACREA, MINAGRI y la FAUBA, donde se estima la producción forrajera a nivel país discriminado por partido. El resultado obtenido en este importante trabajo de investigación permite defi nir una oferta forrajera anual, dato que abre el camino para su utilización como insumo en diversos campos de análisis.

 

Abstract de la nota publicada en Indicadores de Actividad Económica (IAE). Si desea recibir la versión completa del informe vía mail, contáctenos a info@creebba.org.ar, o bien puede acceder al archivo haciendo clic aqui.

volver atrás



SUSCRIBIRSE